¿Sueles pagar mucho dinero por la factura eléctica?, muchas veces no podemos percatarnos del consumo de energía que tenemos en nuestro hogar. Ya sean electrodomésticos u otros aparatos, estos generan un gasto y por eso mismo, traemos los diez consejos para ahorrar electricidad.

ahorrar-energia

 

1º Usar bombillas y leds de bajo consumo

Este tipo de bombillas o leds, se están imponiendo cada vez más en los mercados, y es que el consumo de electricidad se reduce hasta en un 40% del consumo normal que se tiene con los otros tipos de bombillas. Por lo tanto es muy aconsejable utilizar estas bombillas o leds, a pesar de que su precio es más elevado. Al final compensa para ahorrar energía, siempre y cuando usemos marcas reconocidas y no imitaciones.

 

2º Apagar las luces durante el día

Es evidente, pero no siempre lo tenemos en cuenta. Tenemos que aprovechar lo mejor posible la luz del sol para reducir el consumo  y ahorrar energía. Tanto en negocios como en domicilios particulares. Si vamos a iniciar una nueva construcción, sería ideal tener en cuenta la orientación y los materiales, para poder aprovechar al máximo la luz natural, y un buen aislamiento nos ayudará a ahorrar calefacción y aire acondicionado.

 

3º Compra electrodomésticos de bajo consumo

Suelen ser más caros, pero nos ayudarán a ahorrar energía durante todos los años de vida del electrodoméstico. Debemos tener en cuenta que hay aparatos como las lavadoras cuyo consumo es relativamente grande en función de su uso. Si hablamos de maquinaria industrial, pues con más motivo todavía. Hay que escoger aparatos que consuman poco y nos salgan rentables. No siempre hay que coger el más ahorrador. Por ejemplo los de clase A++ son más eficientes que un clase A+. En este caso sólo compensaría coger el A++ si la diferencia de precio es muy reducida.

electrodomestico-bajo-consumo

 

4º Exprime el uso de tus electrodomésticos

Hay que rentabilizar el uso de cada electrodoméstico. Por ejemplo, hay lavadoras y lavavajillas que permiten usos de media carga. Pero utilicemos ese modo o el normal, hay que tratar de aprovechar cada uso lo máximo posible. El consumo de energía es el mismo si en una lavadora de 5kg metemos 3kg de ropa o la llenamos con 5kg. Sin embargo si sólo ponemos 3kg el consumo de nuestra tarifa eléctrica se disparará de forma innecesaria.

 

5º Usa lavavajillas

El ahorro de agua y de electricidad será mucho mayor si usas lavavajillas. Si lavas los platos a mano con agua caliente el consumo de energía podría dispararse un 60%.

 

6º Desconectar aparatos en Standby

Muchas veces mantenemos conectados a la red eléctrica aparatos y electrodomésticos que no necesitamos tener enchufados. Aunque no estén activos, hay muchos aparatos como por ejemplo las televisiones o los equipos estéreo, que se pasan horas y horas conectados a la red eléctrica. Están apagados, pero no desconectados. Muestran ese pequeño piloto rojo y muchos piensan que así no se consume energía, pero la realidad es que es un consumo constante que si bien es mínimo, al final de un año supone muchas horas de gasto innecesario, con lo que podremos ahorrarnos una buena cantidad de dinero si somos más cuidadosos y desconectamos los enchufes cuando no los vamos a usar.

standby

 

7º Verificar la instalación eléctrica

Hoy en día, el robo de energía, principalmente de la calle es algo que está sucediendo y con esto, el aumento en nuestro recibo de luz es mayor, por lo que se debe verificar constantemente que todo esté en orden con nuestra conexión de luz. Además una instalación en mal estado puede ocasionar un consumo extra totalmente indeseable e innecesario.

 

8º Hazte con un monitor de energía

Estos dispositivos son de tremenda utilidad. Te permitirán conocer el consumo de energía que realizas en directo, lo que te permitirá tomar medidas y saber cuándo y por qué se producen los picos de mayor gasto energético.

 

9º Reducir el uso de aparatos de climatización

El uso de aparatos de climatización es uno de los principales factores que puede disparar nuestro consumo de luz. Tanto si hablamos de calefacción como de aparatos de aire acondicionado, hemos de ser muy escrupulosos en su uso. Ajustar una temperatura correcta y desconectarlos cuando no vayamos a disfrutar de su efecto. O incluso activarlos sólo a ratos. El calor generado en un piso o apartamento de tamaño medio no desaparece a las primeras de cambio, así que no hace falta recurrir a un uso constante. Además, dentro de las opciones que hay en el mercado de la calefacción y el aire acondicionado, debemos elegir los aparatos que sean más eficientes para el ahorrar energía.

aire-acondicionado

 

10º Situación y limpieza

Es importantísimo mantener los electrodomésticos en buen estado de conservación. Lo mismo con las bombillas y lámparas, ya que si están sucias pueden perder capacidad de iluminación. En el caso concreto de las neveras o congeladores, debemos situarlos alejados de otras fuentes que generen calor y con una ventilación suficiente para el condensador.