A la hora de comprar un coche, debemos tomar en cuenta que la contratación de un seguro es primordial. Dependiendo de las coberturas, estos aseguran a las personas, o que no se tenga problemas con respecto de los robos o daños en nuestro coche. Debemos tener claros muchos aspectos, como cuál será el grado de uso del coche.Esta vez te traemos los diez consejos al contratar un seguro de coche.

seguro-coche

 

1º Nunca te guíes por un seguro barato

Debemos mencionar que muchos se basan por el precio exclusivamente. Y es un gran error que podemos acabar pagando más. Una vez que nos ponemos al volante pueden suceder mil imprevistos ante los que más vale estar lo mejor cubierto posible.

 

2º Cobertura del seguro

Muchas veces, al contratar un seguro, sólo nos fijamos en lo básico, pero la cobertura es algo para tomar en cuenta. Lo barato a veces sale caro, pero se pueden encontrar completos seguros a buen precio. Hay que saber buscar dentro del mercado de seguros algo que se amolde a nuestras necesidades. De nada sirve contratar un seguro a todo riesgo para un coche viejo y destartalado, o pagar más por coberturas absurdas de las que jamás vamos a hacer uso.

 

3º Precio del seguro

Existen diversas aseguradoras de coche en el mercado que compiten y ofrecen distintos paquetes de seguros de coche; de esta manera, tenemos una gran oportunidad de encontrar un seguro a nuestras expectativas. Hay muchos factores que incrementan el precio final del seguro. Por ejemplo, el historial de partes en la compañía actual (si es que la tenemos), la antigüedad del carnet de conducir, la potencia, marca y complementos del coche, si se guarda o no en garaje, e incluso el género de los conductores. Normalmente a igualdad de condiciones y dependiendo del país, las mujeres obtienen precios más asequibles.

precio-seguro-coche

 

4º Crear nuestro propio paquete

Hay aseguradoras que ofrecen diversos paquetes de seguros de coche, y nos ayudaran a crear uno personal y aunque pueda tener un costo mayor, este puede ser mejor de cara a las necesidades que se necesiten cubrir.

 

5º Verificar nuestra póliza

Es importante analizar todo lo que dice nuestra póliza de seguro, de esta forma, se reducirá el posible mal entendido y es que la póliza es algo que muchas personas dejan de leer. Debemos consultar cualquier duda directamente con el departamento de atención al cliente de la aseguradora, o el corredor con el que contratemos el seguro.

 

6º Verificar que el contrato coincida con la póliza

Al contratar nuestro seguro de coche, contamos con una copia del contrato y de la póliza, por lo que antes de firmar, debemos verificar que estos coincidan. Y sobre todo, debemos llevarla siempre con nosotros en la guantera del coche.

 

7º Sopesar si solicitar o no la cobertura de daños propios

Esto es conocido más comúnmente por todo riesgo, si bien cabe puntualizar que no hay ninguna póliza que cubra cualquier riesgo que pueda suceder. Es más, en esta modalidad hay un tope según la tasación que se haga del automóvil, y también se pueden incluir franquicias. Normalmente hay eventualidades, como por ejemplo los desastres naturales, en los que las compañías de seguros no entran. Este tipo de cobertura suele ser algo cara. Nos compensará sobre todo si el vehículo es nuevo, o tiene un gran valor. Incluso hay marcas de coches que regalan un año o dos de seguro a todo riesgo con la compra del coche. La mayor parte de la gente suele contratarlo entre los 3 y 5 primeros años de vida del coche.

todo-riesgo

 

8º Seguro a terceros, el más solicitado

Es más económico que el anterior. Lo ideal es que cuando el coche va teniendo unos cuantos años de uso, pasemos a este tipo de seguro. Debemos tener claro que este es el tipo de póliza más solicitada. Cubre el seguro obligatorio y los daños que causemos a terceras personas, pero no cubrirán los daños en nuestro vehículo o las personas que vayan en él.

 

9º Infraestructura de la aseguradora

Hay compañías que no tienen oficinas, o sólo las tienen en las capitales. Esto ocasiona una burocracia tremenda que puede acabar por desesperarnos. Debemos valorar si nos compensa enfrentarnos a un riesgo sin tener total confianza en que la aseguradora vaya a responder rápido y de manera eficiente. Aunque a decir verdad, hay compañías con las que se puede contratar un seguro de coche por internet, y son verdaderamente responsables.

 

10º Comprobar la asistencia en carretera

La asistencia en carretera es uno de los puntos más importantes en un seguro de coche. Debemos comprobar que nuestra póliza incluye esta asistencia y analizar si existe algún tipo de limitaciones en cuanto a la distancia en kilómetros que admiten para llevar el coche al taller desde el sitio del siniestro, porque si no, podremos vernos obligados a desembolsar una cantidad importante por el traslado del coche a un taller cercano. Y ya no digamos si nuestra intención es llevarlo a nuestro taller de confianza, ya que se supone que el vehículo puede pasar varios días en el taller, y por lo tanto lo más lógico es escoger uno que esté en nuestra ciudad para no tener que realizar otro viaje a la hora de recoger el coche ya arreglado.

asistencia-carretera